Hormonas placentarias esteroideas

Herpes. El herpes genital puede contagiarse al bebé durante el parto si la mujer presenta una infección activa durante ese momento. El herpes es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del herpes simple (HSV). Las infecciones de herpes pueden causar ampollas y úlceras en la boca o cara (herpes oral) o en la zona genital (herpes genital). El HSV es una infección que dura toda la vida. Los síntomas del HSV incluyen ampollas dolorosas o úlceras abiertas en la zona genital, que pueden estar precedidos por sensaciones de hormigueo y ardor en las piernas, la pelvis o la zona genital. Las úlceras del herpes usualmente desaparecen en unas semanas, pero el virus permanece en el organismo y las lesiones pueden volver a ocurrir ocasionalmente.

Es importante que las mujeres eviten contraer herpes durante el embarazo. Un primer episodio durante el embarazo genera un riesgo mayor de transmisión al recién nacido. Las mujeres pueden recibir medicamento antiviral si la enfermedad se torna severa. El herpes genita puede provocarles posibles infecciones fatales a los bebés si la madre presenta herpes genital activo (presencia del virus) al momento del parto. Generalmente, se recomienda el parto por cesárea en caso de herpes genital activo. Afortunadamente, la infección del bebé es poco común entre mujeres con infección de herpes genital.

La prevención del herpes genital incluye abstinencia de relaciones sexuales cuando se presentan los síntomas y la utilización de condones de látex durante los brotes.

Hormonas placentarias esteroideas

hormonas placentarias esteroideas

Media:

hormonas placentarias esteroideashormonas placentarias esteroideashormonas placentarias esteroideashormonas placentarias esteroideashormonas placentarias esteroideas

http://buy-steroids.org